[Atlàntida Film Fest 2020] Crítica de Las vidas de Marona: Oda al can

Título original: L'extraordinaire voyage de Marona | Año: 2019 | Duración: 92 min. | Dirección: Anca Damian | Guion: Anghel Damian | Música: Pablo Pico | Arte: Brecht Evens, Gina Thorstensen y Sarah Mazzetti | Productora: Aparte Film, Minds Meet, Sacrebleu Productions

Las vidas de Marona

Las vidas de Marona, una de las pocas propuestas de animación del Atlàntida Film Fest 2020, que aunque corto en su catálogo en este medio, viene con una de las cintas de animación más interesantes que se pudieron ver por el circuito festivalero del pasado año. Cosechando grandes críticas en festivales como Annecy o Gijón.

Las vidas de Marona nos sitúa bajo el punto de vista de Nueve…o Ana…o Sara…o bueno, llamémosle Marona, que para algo es el nombre del film, una perrita mestiza con una vida nada fácil y que irá saltando de hogar en hogar hasta el final de sus días. Justamente desde este punto partirá la propuesta, desde casi el último suspiro de Marona viajaremos al inicio de su vida y creceremos junto a ella. El recurso de la muerte anticipada hará que observemos con especial énfasis las experiencias de Marona.

Las vidas de Marona 01

Cabe mencionar que Las vidas de Marona es ante todo una película familiar, destinada principalmente a los más jóvenes de la casa, aun así, es perfectamente disfrutable también por los más adultos. La cinta se divide en tres partes perfectamente identificables, coincidentes con tres etapas de la vida de Marona: niñez, adolescencia y adultez. Durante cada fase no solo evolucionará la personalidad de nuestra protagonista canina, la animación, el arte o la banda sonora cambiaran junto a ella.

[Atlántida Film Fest 2020] Crítica de Moffie (2019): La Chaqueta Metálica Sudafricana

Es obligado detenerse en el arte de la cinta, el mayor aliciente de la misma. La directora Anca Damian se pone en manos de tres artistas principales para plasmar sus ideas al dibujo: Brecht Evens, Gina Thorstensen y Sarah Mazzetti. Los estilos de los artistas se entremezclan en un original resultado, incluso difícil de definir, que prima el juego con la imaginación al realismo, cargado de diferentes formas y movimientos imposibles que danzan al son de una enorme gama de colores. Un gran ejemplo de esto puede ser el llamativo Manole, acróbata y primer dueño de Marona (Ana en ese momento). Plasmado en dos colores (amarillo y rojo), capaz de deformar su cuerpo de maneras imposibles a través de sus marcadas líneas, que harán además el trabajo de representar su energía o estado de ánimo, dejándonos escenas donde lo bonito se da la mano con el lenguaje artístico de lo que nos desea trasmitir Damian en cada momento.

Las vidas de Marona 02

Junto al excelso estilo artistico y su inverosímil animación, le acompaña una emotiva banda sonora compuesta por Pablo Pico, que sabe transmitir a la perfección el estado de animo de sus personajes y las diferentes situaciones en cada momento. Es especialmente memorable, una vez más, la parte del acróbata Manole en este sentido.

Al escéntrico Manole, que coincide con la época de mayor entusiasmo e inocencia de Marona, le seguirá el enorme, y mucho más delimitado, Istvan, para concluir con la pequeña Solange. Tres dueños, con diseños y personalidades muy diferentes pero con algo en común, el amor que reciben de su mascota. Pues es el eje principal de esta película, basada en experiencias reales de la propia directora, con una perra que dio en adopción a una familia y cómo esta fue capaz de cambiar sus vidas a través de un amor incondicional, e imposible para el ser humano. Y aunque se puede extraer también fácilmente un mensaje proteccionista hacia a los animales, no es tanto una crítica a sus dueños como si una alabanza a los canes.

Las vidas de Marona 03

En conclusión, estamos ante otra original propuesta de la animación francesa, disfrutable por todo tipo de publicos y capaz de llegar a una gran emotividad a través de sus imágenes. Las vidas de Marona puede ser una de las mejores opciones para disfrutar de cine en familia durante este brillante Atlàntida Film Fest 2020.

Reseña Panorama
Las vidas de Marona
7
Amante del cine desde chiquitito. Llevé el anillo único al Monte del Destino en 2 días, elegí la pastilla verde en Matrix, vi que había dentro del maletín de Pulp Fiction y soy el octavo samurái encubierto.