Disney películas

Acabamos de recibir en España la entrada de Disney + ¡Ya era hora! La llegada de esta plataforma era uno de los eventos más esperados para los fans de la compañía del ratón y que haya coincidido en plena crisis por el Covid-19 solo puede ser sinónimo de aprovecharla mucho más.

Disney+

Lee Aquí nuestros Pros y Contras sobre la plataforma

La imagen que siempre ha querido transmitir Disney es la de ser la factoría de sueños por excelencia: el lugar de los finales felices, de la esperanza, las risas, las canciones y el “buenrollismo”, y es innegable que en los tiempos que estamos viviendo a todos nos hace falta un buen rato de desconexión y de volver a creer en el lado bueno de las cosas.

Sin lugar a dudas, uno de los elementos más importantes en el catálogo de esta nueva plataforma es el de la nostalgia: da igual cuando nacieras, Disney ha estado presente en tu infancia, en tu adolescencia y, seguramente, también en tu actualidad a través de cualquiera de sus empresas asociadas, franquicias, licencias, etc.

El fondo de armario de la compañía es inmenso y su plataforma lo tiene casi todo (faltan algunas cosas, que por distintos motivos aún no están disponibles) pero hay material más que suficiente para pasarnos horas y horas delante de nuestro dispositivo favorito. Yo nací en los ochenta y crecí en los noventa y no puedo evitar mirar algunos títulos de la plataforma con un cariño especial, siendo en algunos casos películas (o series) que hace muchos años que no he podido ver adecuadamente.

Ahora que termina la jornada de teletrabajo, quiero dejaros aquí una pequeña (pequeñísima, si la ponemos en contraste con el catálogo total) lista de contenido con el que podéis empezar un camino por la nostalgia que os anime el día en estos oscuros momentos y os haga recordar tiempos mejores. Sin más, estas son las 5 películas que despertarán tu nostalgia en Disney +:

Cheque En Blanco

Cheque En Blanco

Comenzamos este viaje hacia los recuerdos con el joven Preston, una bicicleta destrozada y un cheque en blanco ¿Qué haría un niño de doce años con un millón de dólares? Una divertida comedia infantil/juvenil llena de aventuras y en la que Preston descubrirá el valor del dinero, de la amistad y de la familia.

El Viaje Increíble

El Viaje Increíble

Podemos encontrar la original de 1963 y su remake de 1993(Vuelta A Casa: El Viaje Increíble), así como su secuela. Esta entrañable película nos presenta a tres peludos protagonistas (dos perros y un gato), que se verán perdidos a kilómetros de distancia de sus dueños y emprenderán un increíble viaje de regreso a su hogar ¿Cómo se las apañarán Chance, Shadow y Sassy en su particular odisea?

Willow

Willow

¿Hay alguien que no se acuerde de Willow? Con Ron Howard en la dirección y producida por George Lucas esta aventura de fantasía nos ofreció momentos absolutamente entrañables y memorables. Warwick Davis en un inusual papel protagonista y un reparto que incluía a Val Kilmer, Joane Whalley o Jean Marsh entre otros ¿Podrá este aspirante a hechicero proteger a la pequeña Elora de la malvada reina Bavmorda?

Flubber

Flubber Y El Profesor Chiflado

No podía dejar fuera de esta lista una película familiar que, cuando se estrenó en 1997, fue todo un éxito entre los chavales de la época. Robin Williams siempre tuvo algo especial y aunque puede que Flubber no fuera su mejor película, sin duda es una de las que recuerdo con más cariño. Quizás no ha envejecido tan bien como otros títulos, pero Flubber siempre estará en nuestros corazones.

Somos Los Mejores

Somos Los Mejores

Y por supuesto, no podía dejar fuera de esta lista a Los Patos. Emilio Estévez encarna a Gordon Bombay, un exitoso abogado que se hace cargo de un desastroso equipo de hockey juvenil. En la memoria de todos se encuentra el viaje y transformación de Los Patos en esta comedia deportiva, que acabó convirtiéndose en una trilogía, serie de animación y una serie de acción real que ya se encuentra en producción ¿Quién no trató de recrear la famosa y temible V voladora?

Como decía, esto es solo una pequeña muestra de las muchas horas de nostalgia que Disney + puede ofrecernos. Por ahora, es un buen comienzo ¡Cuack, Cuack!

Artículo anteriorHalt and Catch Fire: razones por las que podría ser tú serie
Artículo siguientePelículas para pasar la cuarentena (Vol. II)
Periodista. Cinéfilo. Ávido lector. Melómano empedernido.