Peaky Blinders

El penúltimo capítulo de Peaky Blinders, llegaba esta semana a nuestras pantallas, y querido lector/a… me esperaba más de este 4×05 subtitulado el duelo.

Como siempre, lee sin miedo, que está crítica está libre de spoilers. ¿Por qué me ha decepcionado este 4×05 de Peaky Blinders? Pues la respuesta es fácil: porque no da lo que promete. Y es que con un sobrenombre como “El Duelo”, el que más el que menos, esperábamos ese cara a cara que vimos en el episodio 2, pero amplificado al máximo. Sin embargo, ni rastro.

Por el contrario, este episodio despacha ese cara a cara entro los dos máximo antagonistas de forma un tanto pueril, un enfrentamiento en la distancia con tintes de cine negro… pero que a servidora le ha sabido a poco. Eso sí, ha servido para ver que Tommy no se ha olvidado de quien es por el camino.

No obstante, tal y como vaticinamos este ha sido el capítulo de Alfie Salomons (Tom Hardy) en mayúsculas, quien ha suplido a Tommy como adversario de doble filo. ¿Vendrá el doble juego de su mano esta vez?

 

Revelado quién será el villano de la película de Venom

Además este 4×05, ha despejado dudas que perfectamente podrían haberse planteado en el capítulo final. Solo diré que la familia es la familia, y Polly lo sabe.

Una vez resuelto “el misterio”, Knight tenía que prepararnos algo más de cara al season finale; y vaya si lo prepara.

Pese a que la premisa es buena, no creo que en una serie de 6 capítulos pueda abarcarse lo que pretenden, a no ser que este vaya a ser el planteamiento de la futura quinta temporada de Peaky Blinders, donde presuponemos que volveremos a ver algo del Tomas de la primera temporada pero esta vez por voluntad propia. Se avecina política y romance en la casa de los Shelby.

Únicamente nos resta un episodio para despedirnos de los Peaky de nuevo. Knight te lo rogamos, no nos hagas tan larga la espera.

Reseña Panorama
Peaky Blinders
6.5
Artículo anteriorCrítica de Star Wars, Episodio VIII; Los Últimos Jedi (2017): El Imperio Disney Contraataca
Artículo siguienteCrítica de Slasher, Guilty Party (2017): No queda muy claro lo que hicisteis el último verano
Clarinetista a tiempo completo, devoradora de libros y seriadicta en rehabilitación. Gracias a mi giratiempo, si es necesario, me teletransporto a Fargo, Neo-Tokyo, Caprica o donde sea menester. Una película: La "Principesa" Prometida...