Crítica de Mythic Quest, Temporada 2: SIN SPOILERS

El próximo viernes, día 7 de Mayo, llega a Apple TV+ la segunda temporada de una de las mejores series de 2020; Mythic Quest, Banquete de Cuervos…

Mythic Quest, para el que no haya visto su primera temporada -debería-, nos traslada a una oficina de desarrollo de la industria de los videojuegos; un creativo, Ian, interpretado por Rob McElhenney, es el dueño y señor del Emporio construido a su alrededor, o eso cree él; Poppy es la ingeniera, y también la encargada de hacer de Ian una persona más normal. A su alrededor nos encontramos a un guionista, un contable, un par de testers y gente que, sencillamente, pasa por allí.

Cierto toque Community, salpimentado con The Office, con aroma a The Good Place; risas y sonrisas, amén de un buen puñado de histriónicos personajes hacen de Mythic Quest una de las mejores series de la actualidad para el que escribe.

Tras unos primeros pasos más inciertos, y con luces y sombras; Apple encuentra en series como la que hoy nos atañe su principal valor, y tras esos primeros meses dubitativos, pone velocidad de crucero, llegando a buen puerto.

Para todos aquellos que vieron su fantástica -por lo de la calidad, no el género- primera temporada; aquí nos encontramos a los personajes que dejamos, quizá con cierta consciencia de sí mismos tras una pandemia que sí, también ha ocurrido en el universo de la serie; una de las pocas que lo ha hecho. No sólo ha ocurrido; sino que marca en cierto modo la historia, y en algunos casos incluso define por completo el arco de los personajes en esta segunda temporada.

La serie alcanza el potencial que prometía en lo presentado en 2020 y se corona como una de las mejores comedias de los últimos años; no es casualidad, pues dos de sus creadores son los de It’s Always Sunny In Philadelphia y la tercera una guionista de cierta serie idolatrada por muchos creada por un tipo que también creó Rick & Morty. Apple, más temporadas, por favor.

CRÍTICA DE «THE MORNING SHOW»

Sinopsis

Un grupo de desarrolladores ha creado uno de los videojuegos más populares del momento. Pero en un trabajo donde se construyen mundos y se crean héroes y leyendas, las batallas más importantes no se desatan en el juego, sino en la oficina.
Samuel Limón
Samuel Limón
Soy un tipo optimista, aunque todo pueda salir mal, que lo hará, nunca pierdo el optimismo. Si tengo que decir las tres cosas que más me definen; primero y más importante, las hamburguesas me gustan sin pepinillo; segundo, los palillos redondos, nunca planos; y tercero, mi madre dice que soy el hijo perdido de Jack Burton... y que nací en Ciudad Esmeralda.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas entradas

Entradas relacionadas

Un grupo de desarrolladores ha creado uno de los videojuegos más populares del momento. Pero en un trabajo donde se construyen mundos y se crean héroes y leyendas, las batallas más importantes no se desatan en el juego, sino en la oficina.Crítica de Mythic Quest, Temporada 2: SIN SPOILERS

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies