el joven picasso

Antes de entrar en materia necesito aclarar un asunto: Picasso me resulta un pintor completamente sobrevalorado. Esta innecesaria, gratuita y no solicitada opinión artística tiene que ver con la crítica, no os preocupéis, pero todo a su debido tiempo. No le niego (ni podría nadie) el mérito de ser el símbolo del arte del siglo XX. Ningún otro artista en toda la historia ha personalizado el arte de su tiempo como lo hizo él. El arte moderno es Picasso.

¿Cuál es mi problema con Pablo Picasso? Pues básicamente mi crítica va dirigida hacia el movimiento moderno, sólo que Picasso es su capitán general. El arte a partir de la vaguardia despreció la excelencia técnica para primar “el concepto”. No importa cómo se pinte el cuadro, sino el proceso intelectual que ha llevado hasta él.  Y yo, al fin y al cabo, no soy más que un irrelevante redactor cinematográfico al que puedes (y debes) poner en duda, pero el propio Dalí dijo exactamente lo mismo.

Cualquier cuadro del catalán podría estar en un museo por su elevado nivel técnico. Un cuadro de Picasso, sin embargo, sólo estaba en un museo por la firma. El mismo cuadro de Dalí, firmado por mi, seguiría siendo una proeza pictórica. Una obra de Picasso con mi firma sólo la usarían en un museo para tapar el contador de la luz.

Y lo peor de todo: ese trabajo mental no quedaba luego reflejado en el trabajo. Cojamos el cubismo, por ejemplo. La ruptura de la perspectiva original y mostrar un objeto desde varios puntos de visión diferentes es, como mínimo, una idea curiosa. ¿El problema? que se queda en eso, en idea. El cuadro al final no refleja lo que pretenden. No vemos un bodegón desde todos los puntos de vista posible, sólo una maraña de líneas y colores que podrá parecernos estético o no, pero no da lo que promete. Y quien dice el cubismo dice cualquiera de las vanguardias.

¿Y todo esto qué se supone que tiene que ver con el documental? Pues que pese a que no disfruto con Picasso, sí lo he hecho con su documental. Si su pintura te interesa, imagínate entonces lo que te va a gustar esta película. Es el principal mérito de Phil Grasbsky como documentalista. Ha conseguido que no me pierda ni un detalle de un tema que, a priori, vería arqueando una ceja y con la escopeta cargada. Pero no… El joven Picasso es un documental interesantísimo.

Seguramente porque nos cuenta aquello que no se sabe del pintor más estudiado de la historia: Cómo Picasso llegó a ser el Picasso que todos conocemos. Nos suena el periodo azul, el rosa… ¿Pero sabías que tuvo una época simbolista? ¿Y post-impresionista? Igual que Van Gogh y Gaugin. También se inició la pintura realista, a lo Rosales y el primer Sorolla. No es de extrañar, puesto que cuando Picasso nació Francisco Pradilla sólo tenia treinta años y acababa de pintar Juana la loca frente al féretro de su marido. El año de su nacimiento, los impresionistas iban por su sexta exposición y faltaba veinte años para que la crítica los aclamara.

Crítica de Van Gogh a las puertas de la eternidad (2018): Vincent Van Schnabel

Hubo mucho Picasso antes del cubismo y eso es precisamente lo que trata este documental. Por haber, hubo un “periodo marrón”, previo a la irrupción del cubismo, que duró los diez meses que vivió Picasso en el pueblo catalán de Gasól. Y hablando de Gasól, ese es precisamente el otro pilar sobre el documental: Cómo la herencia cultural española definió el camino artístico del pintor.

Primero la andaluza, después su breve estancia en Galicia y, sobretodo, su etapa final en Cataluña. Aquí comenzó a empaparse de las novedades artísticas europeas y planeó su salto a París. El resto ya es conocido, pero precisamente por eso Grabsky se centra en el periodo menos mediático del pintor.

A Phil Grabsky se le nota que es perro viejo en el cine documental artístico y se permite jugar con el lenguaje con una osadía y libertad sorprendente. Sin duda, el mejor momento de todo El joven Picasso es el momento en el que rompe el lenguaje cinematográfico: Un minuto frente a la imagen fija de Las señoritas de Avignon para que el espectador reflexione sobre el cuadro. Si el cine es por definición imagen en movimiento, Grabsky ha hecho anti-cine. Ahora bien, lo que logra con ello es pura experiencia cinematográfica.

Reseña Panorama
El Joven Picasso
8
Artículo anteriorReivindicando….Whitney Houston fue una gran dama del cine
Artículo siguienteRepaso a la taquilla: Endgame pulveriza records y ya se fija en Avatar
Redactor de cinefilosfrustrados.com - Mi blog personal: Cosas buenas de pelis malas : super8an.wordpress.com