Corazón Puro

AÑO: 2017 | TÍTULO ORIGINAL: Cuori puri | DIRECCIÓN: Roberto De Paolis PRODUCCIÓN: Young Films GUIÓN: Adriano Chiarelli, Roberto De Paolis, Luca Infascelli, Carlo Salsa, Greta Scicchitano FOTOGRAFÍA: Claudio Cofrancesco | REPARTO: Selene Caramazza, Simone Liberati, Barbora Bobulova, Stefano Fresi,Edoardo Pesce, Antonella Attiu, Federico Pacifici | GÉNERO: Drama | DURACIÓN: 115 MIN.

La cámara nerviosa sigue los pasos de una chica con buena apariencia que huye perseguida por un chico. Él le alcanza y averiguamos que ella ha robado un móvil y él es vigilante de seguridad de un centro comercial. En apenas un par de minutos la cinta presenta sus principales cartas, el enfrentamiento en la sociedad actual de distintos grupos sociales: cristianos radicales, inmigrantes, gitanos, gente sin techo, clase media, etc. ¿es Corazón Puro por tanto una de esas películas de buenos sentimientos o una denuncia social al estilo Ken Loach? Nada por el estilo, mas bien el modelo se asemeja mucho mas al cine con nervio de Kathryn Bigelow y películas como Detroit. Por tanto, el primer riesgo de este tipo de cintas bienintencionadas desaparece y nos encontramos ante una de las películas mas distraídas que este cronista ha podido disfrutar este año.

El siguiente acierto importante de la cinta, además del conseguido montaje, es un guión que funciona a la perfección. De nuevo otra sorpresa que una historia mil veces contada (el enamoramiento de dos personas en distintos estratos sociales) aún pueda convertirse en una buena película. Se asiste a las vidas de la pareja por separado sin caer en maniqueos ni tomar partido, hasta que ambas confluyen a lo largo del discurrir de la historia. Ella es casi un ser angelical dominada por una madre sobreprotectora que la quiere separar del pecado del mundo contemporáneo utilizando todos los recursos con los que cuente. Se entiende el sufrimiento de esa madre por su hija y las ganas de romper el cascaron de la protagonista y abrirse a lo que es desconocido y prohibido para ella. El chico en cambio ha nacido en una familia desestructurada que acaba de ser desahuciada y siempre se ha tenido que buscar la vida desde pequeño, de formas mas o menos legales. Ambos mundos antagónicos lejos de chocar confluyen en una preciosa historia de amor… o no tan preciosa cuando los personajes deciden consolidar su historia.

«Una historia mil veces contada aún puede convertirse en una buena película».

Agnese (Selene Caramazza) y Stefano (Simone Liberati) son la pareja protagonista. Ambos bordan sus respectivos papeles con profesionalidad: ella acaba de obtener el premio a la mejor actriz  en el reciente Festival de Cine Europeo de Sevilla con este trabajo. El resto de actores también interpretan sus respectivos personajes de forma convincente, destacando esa madre castradora interpretada por Barbora Bolulová y el carismático sacerdote interpretado por Stefano Fresi que consigue atrapar al espectador con sus explicaciones teológicas absolutamente cautivadoras.

En resumen, Corazón Puro será de disfrute seguro para quien quiera ver una cinta de amor con una pareja que lo tiene todo en contra. También para quien disfrute con historias reales contemporáneas y un buen guion fresco y muy bien resuelto en todos los temas que plantea.

Reseña Panorama
Corazón Puro (2017)
9
Artículo anteriorGrandes trabajos ignorados en los Oscars: Efectos especiales (Vol. I)
Artículo siguientePrimer tráiler de Spider-Man: Un Nuevo Universo