star wars jon favreau nuevo

En medio de la producción del spin-off de Han Solo: Una Historia de Star Wars, Phil Lord y Christopher Miller han abandonado el rodaje de la misma.

Varapalo monumental para la producción del spin-off Han Solo: Una Historia de Star Wars. Los directores de la película, Phil Lord y Christopher Miller, han abandonado el rodaje con el proyecto a la mitad y Disney se ha puesto manos a la obra de manera repentina para buscar un sustituto de garantías. Al parecer, las diferencias creativas entre Kathleen Kennedy y los cineastas ha sido el detonante del divorcio.

La Web Oficial de Star Wars ha querido tranquilizar a los seguidores asegurando que la fecha de estreno del filme se mantiene inamovible y que están tomando decisiones inmediatas para llevar el largometraje a buen puerto, tras el abandono -o despido, como señala THR– de los directores. La productora ha sigo la encargada de dar a conocer la noticia:

“Phil Lord y Christopher MIller son unos directores talentosos que han reunido un reparto y un equipo increíbles, pero ha quedado claro que teníamos diferentes visiones creativas sobre esta película y hemos decidido separar nuestros caminos”.

Al parecer, según señalan algunos medios, los cineastas habrían estados vigilados con lupa por parte de la directiva de LucasFilm y Disney, no gozando del nivel de libertad que habrían tenido en anteriores proyectos como La LEGO Película Infiltrados en la Universidad. No hay que olvidar que ambos son especialistas en crear comedias, y al parecer Kennedy estaría buscando algo más starwarsero (de la casa, como dirían algunos) para el filme. Así lo han anunciado Lord y Miller:

“Desafortunadamente, nuestra visión y procedimiento no estaban alineados con los de nuestros socios en este proyecto. Normalmente no somos fans de la frase ‘diferencias creativas’, pero por una vez este cliché es cierto”.

En cualquier caso lo que está claro son dos cosas: Phil Lord y Christopher Miller no forman, de ninguna de las maneras, parte de la producción y desde Disney están buscando como locos un director de garantías. El que suena con más fuerza es Ron Howard, pero en un movimiento tan atropellado como el que se antoja, para este fichaje puede llegar cualquier personalidad que termine el proyecto dignamente, por lo menos. La directiva del largometraje lo sabe, como para no saberlo, y el deseo es manchar lo menos posible la imagen de Han Solo: Una Historia de Star Wars. Os mantendremos informados. 

Artículo anteriorDaniel Day-Lewis anuncia su retirada del mundo de la interpretación
Artículo siguienteJuego de Tronos: Segundo tráiler de la séptima temporada
Viejoven. Cinéfilo hasta las trancas y administrador de Cinéfilos Frustrados: Tu PEOR blog de Cine y Series, donde tengo la suerte de poder contar mis opiniones y gustos por el Séptimo Arte.