Netflix no podía sacar un título normal para esta serie: La Mujer De La Casa de Enfrente de La Chica En La Ventana , donde Kristen Bell brilla con luz propia, o con la luz de la ventana. Un thriller que no lo es, una comedia que no lo es, un drama familiar, que tampoco lo es. En esta crítica os hablaremos con spoilers, porqué de otra manera no se puede contar esta historia de cotilleos y tríos amorosos.

 

Netflix de vez en cuando hace las cosas bien, y La Mujer De La Casa de Enfrente de La Chica En La Ventana es una de ellas. Ana, Lisa y Neil son los protagonista de una historia de adulterio, asesinatos y cotillas de barrio. Para verla y entenderla, es buena idea ponerse en modo marujeo, porqué la serie tiene más chicha de lo que podría parecer a primera vista. Es muy entretenida y engancha, y con eso basta. Pero es que además, tiene elementos que vale la pena mucho destacar. Y a partir de aquí la destripamos.

Kristen-Bell-ventana-chica-netflix

Ana (Kristen Bell) es una mujer que se ve envuelta en una auténtica telenovela de primer nivel. Resumiendo el principio de la serie, Ana es adicta a no hacer otra cosa que beber vino mirando a sus vecinos por la ventana, se ve que las plataformas no ha llegado a su barrio. En ese hobbie, empieza un afair con el vecino, Neil, y rápidamente se convierten en amantes. Traumatizada por la muerte de un ser querido, Ana que agarra a esa relación inexistente como si de un clavo ardiendo se tratara.

MÁS CRÍTICAS DE ESTRENOS RECIENTES

Obviamente, Neil es el prototipo de amante: padre de una niña, guapo, simpático y atento. Pero aquí empieza lo interesante, Lisa es la mujer de Neil, y se conocen sin que Ana sepa que Neil tiene pareja. Trío amoroso de primero de dramón. Hasta aquí todo parece la típica serie de adulterio. Pero no lo es. Es mucho más. Ana tiene alucinaciones , piensa que en el piso de arriba vive alguien. Aparte de esto, no se toma sus pastillas anti depresivas y su psicólogo ya no sabe que hacer.

chica-ventana-mujer-netflix

Si hasta aquí no te has enganchado, no hay problema, hay más. Ana ve como Neil mata a Lisa. Es entonces cuando empieza la auténtica obsesión de la protagonista para desenmascarar a Neil. La gracia de esta serie es que mantiene en todo momento un espíritu de comedia, a pesar de ser una historia de asesinatos. Se burla abiertamente del género, y eso la hace diferente. La poca seriedad y la carga de humor negro en los asesinatos, se agradece, y es la seña de identidad de la serie.

 

Neil resulta que es un asesino en serie, pero es patoso, ventrílocuo y adicto a Tinder. Su personaje es muy gracioso, así como el manitas del pueblo, que va por la vida con clavos clavados en la mano sin darse cuenta. Es sólo un detalle de tantos otros que tiene la ficción y que la hace atractiva. Volviendo a la trama, Ana está obsesionada con seguir siendo alcohólica y mujer desesperada detective. Esa obsesión la lleva a descubrir verdades incómodas, y a partir de aquí no podemos destripar nada más. Bueno, sí, Lisa era delincuente, traficante de drogas.

Kristen-Bell-ventana-mujer-netflix

No desvelaremos nada más porqué  La Mujer De La Casa de Enfrente de La Chica En La Ventana vale la pena. Entre el humor negro, la burla descarada al género y la gran actriz que es Kristen Bell, la serie está altamente recomendada. Entretiene, tiene buenos giros de argumento y todos son sospechosos de todo. Las conversaciones con las autoridades son una auténtica risa. Gran acierto y buena serie. ¿Hace falta más?

Reseña
The Woman in the Window
8
Artículo anteriorCrítica Feria: La luz más oscura (2022) [Netflix]: De sectas y demonios
Artículo siguienteCrítica Estamos muertos (2022) [Netflix]: Adolescentes zombis
Cinéfilo y periodista frustrado, Heavy hasta la médula, vegetariano inclusivo, en continua evolución, luchando contra errores y defectos, siempre ávido de aprender. Loco de remate y friky comedido.
critica-mujer-casa-enfrente-ventana-netflixSátira del género de asesinatos y tríos amorosos, con una Kristen Bell que hace que la serie sea entretenida y enganche. Los giros de trama son sorprendentes y vale la pena darle una oportunidad.