Cobra Kai vuelve por Navidad a Netflix, y lo hace por todo lo alto, corrigiendo fallos de anteriores temporadas. En la temporada 4, un nuevo reto se les presenta a los dojos Miyagi Do y Eagle Fang. Un reto a la altura de lo que supone Cobra Kai. A partir de este punto, todo son Spoilers de la temporada 4 de Cobra Kai. Seguir leyendo es destapar la trama de la nueva entrega.

Cobra Kai Season IV

Cobra Kai estrena su cuarta temporada en Netflix, con el año terminando y con varias situaciones por cerrar. Vuelve el conflicto eterno entre Cobra Kai y Miyagi Do, pero esta vez con un tercer protagonista: el dojo de Johnny Lawrence, Eagle Fang. En esta situación se quedó la anterior temporada, con Cobra Kai amenazando la tranquilidad y la paz del Valle. Puro espíritu Karate Kid con aires modernos y unos adolescentes ávidos de violencia, vuelve una temporada más a confirmar a una de las series más estables de la plataforma.

ALERTA SPOILERS

La tercera temporada de Cobra Kai nos dejó a Lawrence y a Daniel San temerosos de la intimidación a la que Kreese y sus pupilos habían desplegado sobre la familia Larusso. La cuarta temporada arranca en ese punto, después de una misteriosa llamada de Kreese que encendió todas las alarmas. No hay que olvidar que la serie consiguió que los espectadores simpatizaran con el dojo de la Cobra. Con Kreese al mando, los villanos volvieron a ser los de la saga de Karate Kid. Con Larusso cerrando heridas del pasado en Okinawa, todo dependía de un Johnny que lo único que estaba consiguiendo era alejar más aún a su hijo Robby.

TEMPORADA 3 DE COBRA KAI

La famosa llamada es sin duda el gran acierto de esta cuarta temporada, porqué detrás del teléfono está ni más ni menos que Terry Silver, el mal encarnado. En la saga de Karate Kid, él fue el encargado de hacer que Larusso llegara a ser un Cobra Kai de pura cepa. Pero vamos por partes, que, como con el sushi, hay mucho pescado que cortar.

Tras titubear brevemente, Silver decide volver a formar parte de la cúpula de Cobra Kai. Se ha convertido en un magnate adinerado, retirado y que se dedica a comer tofu. Kreese consigue despertar la llama del puño en su amigo y ambos toman el control del Dojo, con vistas al gran torneo que volverá a traer el espíritu del Valle con el Karate. Es entonces cuando se desencadena la verdadera trama de esta cuarta temporada.

Mientras tanto, Lawrence y Larusso han limado temporalmente sus asperezas y se han unido para entrenar a unos desconcertados pupilos. Centrados en el entrenamiento para el gran torneo, se olvidan por completo del conflicto que hay entre los jóvenes de los tres dojos.

ABRAZANDO EL MAL

Eso lleva a uno de los momentos clave de la temporada: con Hawk atemorizando a uno de los nuevos componentes de Cobra Kai, Robby decide abrazar el lado oscuro por completo. Primero entrena a los miembros de Cobra Kai en las enseñanzas de Larusso, para después cometer uno de los actos más viles que se se han visto en la serie: agrede junto a sus compañeros a Hawk y le rapan la cresta.

Sin ganas de salir de su bucle infinito, Lawrence y Larusso han vuelto a sus andadas infantiles. Ninguno a superado su rivalidad, ni han madurado desde entonces. Sus caminos se vuelven a separar y los dojos quedan divididos nuevamente. Con el campeonato a la vuelta de la esquina, a partir de aquí la trama se centra en la preparación para el mismo. Y mientras tanto en Cobra Kai, Silver se hace fuerte.

Silver es el ingrediente que le faltaba a la serie para dar un salto más allá de la rivalidad de los antiguos contrincantes. Con Kreese manipulándole emocionalmente, volviendo a una deuda del pasado, era cuestión de tiempo que Silver sacara las garras. Silver es la inteligencia hecha luchador, y así lo demuestra, primera tomando la delantera en la preparación de los luchadores, de forma inteligente, y después dando un giro de timón a la rivalidad de poder con Kreese.

Cobra Kai Season IV

ENEMIGOS ÍNTIMOS

Tampoco vamos a desvelar todos los detalles, porqué vale la pena verlo. La caída de Hawk, el mal dominando a Robby, Lawrence perdiendo a Miguel y Larusso dando palos de ciego con sus hijos son temáticas que hacen de esta temporada la más completa. Pero, aparte de Silver, el otro gran elemento de esta temporada es Samantha Larusso. Capítulo aparte para hablar de la importancia de ella y Tory en esta temporada.

Samantha Larusso esta temporada es la diosa valkyria que todos esperábamos. Harta de sentirse intimidada por la problemática Tory, decide tomar el control de su entrenamiento, abrazando las enseñanzas de Lawrence y las de Larusso por igual. Se convierte en la luchadora más completa del dojo Miyagi Do, dura y equilibrada por igual, incluso por encima de Miguel o Hawk.

El final, no lo desvelaremos, porqué tiene tela. Sólo decir que Tory está a la altura, que los combates por fin son creíbles y que los protagonistas se han tomado en serio aprender artes marciales de verdad. Los tres últimos capítulos dejan de lado los dramas de la serie y se centran en los combates del campeonato del Valley. Hasta Demetri protagoniza un más que loable combate.

SENTIMIENTO DE DOJO

Para entender lo que significa Cobra Kai para muchos, hay que volver a los 90´s. Aquellos que superamos la treintena crecimos con valores que se han olvidado en el tiempo, y esta serie nos los recuerda. La pasión nunca superó nuestros principios, y esa enseñanza es el equilibrio del Karate. La serie lo camufla a veces, pero la base es esa. El bulling existió, existe y, por desgracia, siempre va a haber abusones. Desde la primera temporada, Cobra Kai ha planteado que no siempre hay que estar para recibir los golpes.

Cobra Kai Season IV

En esta nueva temporada, la filosofía de las artes marciales va más allá. Por un lado, recuerda que el golpe hay que devolverlo, pero con inteligencia. Por otro lado, enseña que los traumas del pasado son el camino para superarlos, enfrentarlos y derrotarlos. En esa profundidad más allá de los golpes es donde reside la riqueza de esta serie.

Por supuesto, Cobra Kai engancha. Los dramas juveniles, la lucha interna de la madurez y, sobre todo, los combates, están a la altura. Recuperar el torneo por todo lo grande ha sido el paso necesario para colocar la ficción nuevamente en el lugar que merece. Es una serie que habla de campeones, por eso estará en el número 1 de Netflix durante un largo periodo. Que nadie se equivoque, el campeón es uno sólo para que los demás intenten derribarlo.

En definitiva, la temporada 4 de Cobra Kai ha dado el paso que le faltaba, volviendo al origen de la saga de Karate Kid. Con todos sus protagonistas traídos a la actualidad, las cartas están sobre la mesa y el tablero temblando. Samantha Larusso ya no es una mosquita muerta que las ve venir, Miguel y Hawk no son invencibles, Robby no es el buenazo que parecía, Larusso no es tan inteligente como creía y Lawrence no está tan acabado como algunos quieren.

Pero independientemente de todos y todas ellas, la serie recupera su esencia. No es otra que las artes marciales centradas en el Karate. El Karate por fin es el protagonista principal de la trama. Los personajes se vuelven más profundos e importantes. El Valle recupera los torneos de altura y traslada las rivalidades al lugar donde deben estar: el tatami. Y sobre todas las cosas, la cuarta temporada graba en fuego el lema de la serie: no hay que olvidar que COBRA KAI NUNCA MUERE.

Cobra Kai Season IV

Reseña
Cobra Kai Season 4
10
Artículo anteriorCrítica de ‘El Contador de Cartas’ (2021): Oscar Isaac deslumbra
Artículo siguienteRepaso a la taquilla: No Way Home camino del Top 10 histórico
Cinéfilo y periodista frustrado, Heavy hasta la médula, vegetariano inclusivo, en continua evolución, luchando contra errores y defectos, siempre ávido de aprender. Loco de remate y friky comedido.
cobra-kai-temporada-4-netflix-criticaLa temporada 4 de Cobra Kai confirma en Netflix que ha venido para quedarse. Más Karate, más drama, más Samantha y más Tory. Más lucha, más madurez y más lecciones. Cobra Kai es la serie que todo fan de Karate Kid debe ver.