Un reciente estudio de la Universidad de Loyola Andalucía ha establecido que ver series nos hace más felices y mejora las relaciones sociales.

Ya tenemos nueva excusa que decirle a nuestros familiares cuando no nos dejan ver tranquilitos nuestras series preferidas en el sofá, y es que la Universidad de Loyola Andalucía ha dado la mejor noticia posible para los fans seriéfilos. Según un reciente estudio publicado en el Journal of Happiness Studies, unos investigadores han explorado las motivaciones eudaimónicas (felices) de los seguidores de alguna serie y de los que no lo son de ninguna, Y el resultado es que ¡somos más felices! -entre otras cosas-

Para ello, los investigadores han pedido opinión a más de 1000 espectadores de nacionalidad española, y los resultados son que buscan contenidos audiovisuales que los enriquezcan intelectual y cognitivamente, dando como resultado el desarrollo de fortalezas humanas asociadas a virtudes como la sabiduría y el coraje, puesto que el consumo de películas y series les ayuda a reflexionar y buscar opiniones -además de proporcionar entretenimiento y despertar su curiosidad-.

Series (01)

Además, el consumo de series se asocia a una experiencia social, estableciendo y compartiendo emociones con otras personas que comparten sus gustos. Por ejemplo, todos nos pusimos de acuerdo en que Escuadrón Suicida era un chiste y eso nos ayudó a crear lazos.

En resumidas cuentas, este estudio ha determinado que los consumidores de series somos, en definitiva, más felices que el resto, y eso se lo pienso decir a mi familia cuando pidan que me retire de la televisión. ¿No quieren nuestra felicidad? Pues lo tienen bien fácil. ¡Nos vemos en los comentarios!

Advertisements