Crítica de ‘Una mujer italiana’ (2024): Santa Cabrini

Una mujer italiana, protagonizada por Cristiana Dell’Anna, relata el drama real de un grupo de monjas en su intento por establecer un asentamiento sanitario en el Nueva York de finales del siglo XIX.

Francesca Severio Cabrini (Cristiana Dell’Anna) fue una monja italiana, de frágil salud, cuyo empeño por establecer un hospital en el Nueva York aún desordenado y en crecimiento poblacional desmelenado, chocó una y otra vez contra todo tipo de obstáculos. Su esfuerzo, y el de sus compañeras, no sólo prosperó sino que Cabrini se convirtió en 1946 en la primera ciudadana estadounidense canonizada por el Papa Pio XII. Una mujer italiana relata el viaje de Cabrini, desde su Italia natal hasta la salvaje Nueva York del sXIX, la épica de su obsesión por atender a los desfavorecidos (incluidos sus compatriotas), y su triunfo final ante un mundo cruel, masculino y poco amable de la inmigración obrera.

Una mujer italiana
A contracorriente Films

Una mujer italiana apuesta sin reparos por el drama pausado, sin concesiones dramáticas excesivas (aquellas licencias, muy estadounidenses, que se toman relatando eventos reales porque, a fin de cuentas, esto es un negocio y hay que vender entradas), y en ello se beneficia de una mayor credibilidad (incluso de lección historicista) y al mismo tiempo penaliza porque, seamos francos, el film puede resultar particularmente empalagoso. Y es que todo, desde la primera (y muy dura) escena, todo es un calvario grisáceo, un tormento salpicado de la insalubridad urbana del momento, y apenas nos dirigimos hacia un final que es poco más que una victoria de mínimos.

Cristiana Dell’Anna, aquella Patrizia Santore en la inconmensurable Gomorra (2014-2021, Max), trabaja el personaje ofreciendo una contención que entendemos como la concentración (y la fe, por supuesto) en el propósito cristiano y social que Cabrini ejerce en la inmundicia urbana de Nueva York. De hecho sus obstáculos, normalmente hombres de gran poder, apenas rebaten esa contención y con ello Una mujer italiana adolece de falta de nervio. Una carencia que creemos tenía cabida sin incurrir en una dramatización excesiva.

Una mujer italiana
A contracorriente Films

En lo positivo, si es que cabe espacio en dos horas de derrotas pese a la inquebrantable fe transalpina, encontramos una narración notable (sí: Una mujer italiana no se hace eterna en la sala de cine), una ambientación (incluido vestuario y maquillaje) solvente y en especial una suerte de calma, que nos lanzan de lleno a ese fangar en el que Cabrini quiere salirse con la suya aunque le cueste la vida. Y si disponen de tiempo para los créditos tal vez se encuentren una sorpresa musical a cargo de Andrea Bocelli.

Las ventajas de relatar eventos acontecidos tal cual (y bien documentados), aunque sea optando por ese naturalismo alejado de los artificios estadounidenses (ahí tenemos, además del inevitable aire italiano, al mexicano Alejandro Monteverde en la dirección) es que Una mujer italiana permite al espectador cultivarse ante unos hechos alejados del mainstream popular del momento. Una historia protagonizada por mujeres, cuya devoción fue mucho allá de su particular fe, y cuyos resultados salvaron incontables vidas en la primera ciudad del planeta. Cuanto menos hay que darle una oportunidad.

Ficha Técnica de ‘Una mujer italiana’

Título original: Cabrini
Año: 2024
País: Estados Unidos
Dirección: Alejandro Monteverde
Guion: Alejandro Monteverde, Rod Barr
Reparto: Cristiana Dell’Anna, David Morse, Romana Maggiora Vergano, Eugenia Forteza, Montserrat Espadalé, Federico Ielapi, Giancarlo Giannini, John Lithgow, Jeremy Bobb, Patch Darragh
Música: Gene Back
Fotografía: Gorka Gómez Andreu
Productora: Francesca Film Production NY, Lupin Film, Lodigiano Film Development Inc.

 

Sinopsis

El ascenso de una mujer pobre y audaz que se convirtió en una de las grandes empresarias del siglo XIX. La fuerza de voluntad, valor y habilidad para los negocios, superaron el sexismo y la violenta intolerancia antiitaliana del siglo XIX.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas entradas

Entradas relacionadas

El ascenso de una mujer pobre y audaz que se convirtió en una de las grandes empresarias del siglo XIX. La fuerza de voluntad, valor y habilidad para los negocios, superaron el sexismo y la violenta intolerancia antiitaliana del siglo XIX.Crítica de 'Una mujer italiana' (2024): Santa Cabrini

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies