Un Asunto Privado se estrena el próximo viernes 16 de Octubre en Aamzon Prime Video como la nueva apuesta de ficción española por parte de la plataforma, capitaneada por una soberbia Aura Garrido. ¿Qué podemos esperar?

Puedes ver Un asunto Privado aquí

Un Asunto Privado es la nueva coproducción de Amazon junto a Bambú. En cinéfilos frustrados hemos tenido la oportunidad de verla serie en su totalidad, y el sabor de boca que nos ha quedado es sorprendentemente bueno.

La serie se inicia con un piloto un tanto ecléctico donde  no se muestran todos los puntos fuertes que la serie posee, y es a partir de su segunda entrega donde encuentra el equilibrio. De hecho, cae en la necesidad de sumar a los créditos finales, un preview de lo que se verá a lo largo de la primera temporada, cosa que no vuelve a suceder.

Un Asunto Privado cuenta entre sus referencias más obvias y evidentes las historietas gráficas de Tin tin, la Pantera Rosa (en la visión de Blake Edwards). El tono de la series es el de esas aventuras ligeras, donde los personajes secundarios actúan como alivio cómico, mientas que la trama se entreteje resolviendo un misterio para presentarnos el siguiente.

La series es hasta la fecha el mayor salto de calidad en lo que a producciones de Bambú se refiere, ya que supone la estilización definitiva a la que puede alcanzar un producto de este tipo. La serie se deshace de cierta manera de las cadenas de la televisión en abierto; siendo relativamente generalista este hecho resulta todo un avance. Evidentemente no se inventa la rueda, no llegando a cotas de calidad como las series insignia dentro de Movistar+ en lo que a ficción patria se refiere («Mira lo que has hecho», «Arde Madrid» o «Antidisturbios», por poner ejemplos de géneros varios).

Marina (Aura Garrido), la protagonista, se trata de uno de esos personajes magnéticos, con gancho. Feminista, empoderada al estilo Rose en Titanic; pues de ella la sociedad espera un sino que no está dispuesta a cumplir, saltándose  por el camino todas las normas socialmente establecidas. Se trata en definitiva un giro de la Manic Pixie Dream Girl, llevando este tipo de clichés a la ¿actualidad?. Marina se es consciente de sus armas de mujer, y sabiendo que esas son las cartas que le han tocado las utiliza para desenvolverse en un mundo de hombres pero sin convertirse en uno de ellos. El propio diseño del personaje, la caracterización, vestuario, maquillaje, nos transportan a una especie de Carmen San Diego, son su propia identidad, muy nuestra, muy de aquí. Los gestos tan suyos, los manierismos (bendito soplado de flequillo). Marina tiene todas las papeletas para ser un ícono, una marca en si misma.

un asunto privado

La serie está está bien producida, bien diseñada. Un Asunto Privado, a pesar de no ser una serie de gran presupuesto, maximiza los recursos logrando un mundo corpóreo creíble, sobre todo nocturno. En contraposición a otras ficciones la serie consigue retratar la noche de forma magistral.

Destacan unos secundarios de lujo. Jean Reno, como una especie de Capitán Haddock, y Ángela Molina, quien en su papel de madre histriónica nos hace intuir que hay tras ella todo un mundo por descubrir.

La contraparte negativa viene dada de la trama amorosa. La serie no necesita caer en ciertos clichés, y de hecho incluso se contradice en el discurso: al personaje siendo claramente autosuficiente, responsable de sí mismo, feminista,  se le incluye un interés amoroso. Es una lástima porque el personaje de Gorka Ochoa es genuinamente divertido y el actor está francamente bien. Sin embargo, para con la trama es totalmente innecesario.

En resumen, Amazon está en la dirección correcta, a diferencia de series anteriores que no eran malas, pero tampoco tenían nada por lo que destacar; pues tanto El Cid, como Sin Límites podrían haberse emitido en Telecinco perfectamente. Un Asunto Privado es la mejor serie de producción propia española hasta la fecha, sin duda. Tiene un margen de mejora, pero no existen fallos sistémicos, ni ningún fallo de base que no sea corregible de cara a una segunda (¿y posible?) temporada.

Crítica El Cid (2020) [Amazon Prime Video]

Reseña
Un Asunto Privado
7,5
Artículo anteriorCrónica de Mono y A.A. Williams en la sala Mon (Madrid)
Artículo siguienteCrónica de Aurora en Warner Music Station
Clarinetista a tiempo completo, devoradora de libros y seriadicta en rehabilitación. Gracias a mi giratiempo, si es necesario, me teletransporto a Fargo, Neo-Tokyo, Caprica o donde sea menester. Una película: La "Principesa" Prometida...
critica-un-asunto-privado-amazonAños 40, Galicia. Una atrevida joven de clase alta con alma de detective, Marina Quiroga, se propone dar caza al asesino en serie que acecha desde hace meses la ciudad y lo hace con la ayuda de su fiel mayordomo, Héctor. Juntos lucharán contra todos los obstáculos para lograrlo y superarán los prejuicios de género de la época, la resistencia del nuevo comisario o los intentos de la madre de Marina por casarla.