Crítica de ‘Napoleón’ (2023): La visión de Ridley Scott

Napoleón nos presenta una epopeya que bucea por la vida y los elementos más destacados del conocidísimo comandante militar francés. ¿Estará a la altura de las expectativas?

Napoleón se estrena mañana 24 de noviembre en cines. Cuando piensas en las películas de Ridley Scott, lo más probable que se te venga a la cabeza son sus primeros clásicos de ciencia ficción ‘Alien, el octavo pasajero‘ del 79, ‘Blade Runner‘ del 82 o mismamente la fantástica ‘Gladiator‘ de los 2000, obviando que realmente el cineasta ha continuado dirigiendo multitud de películas, muchas que no han logrado convencer al público general. Si echamos la vista atrás, podemos contar con los dedos de la mano sus películas más destacadas más recientes, como puede ser ‘Marte‘ o la reciente ‘El último duelo‘, poniendo en claro que Scott es un director muy irregular en lo que a calidad se refiere, dejándonos muchas veces con auténticas obras de arte o con cintas que dejan bastante que desear. Partiendo de este punto, Napoleón nos presenta una epopeya biográfica centrada en el icónico militar francés, interpretado además por el fantástico Joaquin Phoenix, que se reúne con Scott 22 años después de ‘Gladiator’, donde también interpretó a un gobernante autoabsorbido. Una película que a priori promete mucho, pero que por desgracia se pierde en sí misma.

Napoleón echa un vistazo a los orígenes del comandante militar y su rápida y despiadada subida al poder, visto a través del prisma de su relación adictiva y a menudo volátil con su esposa y amor verdadero, Josephine, interpretada por Vanessa Kirby.

Crítica de ‘JOKER’, Oscar a mejor actor para joaquin phoenix

Oportunidades desaprovechadas

Napoleón
Sony Pictures España

Hay un aspecto que destaca en Napoleón y que sorprende encontrarlo en una película que pretende demostrar seriedad frente a los horrores de la guerra, el humor. Desconozco si esa era la intención de Scott, pero el guion de David Scarpa a menudo se siente más adecuado para una película paródica de la figura histórica en vez de para lo que se nos presenta, dejando una experiencia visual increíblemente discordante con la tonalidad de las escenas, donde la cinta puede pasar inmediatamente de una escena cotidiana donde se juega con el humor a una guerra donde vemos desmembramientos. Sin duda, estos cambios bruscos son muy notables por parte del espectador, y dejan una extraña sensación. No digo que estas partes no sean buenas, simplemente que parecen dos películas en una, donde estas no casan. Un enfoque más serio en su totalidad seguramente hubiera funcionado mucho mejor.

Las actuaciones también se suman a la naturaleza discordante de Napoleón. El guion de Scarpa se toma muchas libertades como película biográfica. No hay nada inherentemente malo en eso, siempre y cuando la cinta resultante sea emocionalmente atractiva y entretenida. Desafortunadamente, Napoleón desperdicia su oportunidad de funcionar como un estudio de personajes convincente. El general aparece como un personaje complejo que no siempre es agradable por la forma en que trata a su esposa y a los demás. Es arrogante, valiente, astuto y terco, rasgos que, precisamente, lo hacen tan interesante, pero el guion apenas rasca su superficie. Phoenix, lamentablemente, nunca se siente como si lo estuviera dando todo, como lo hemos visto hacer muchas veces antes, dejando a la película sin una actuación principal realmente poderosa. Y al igual que el general descuida a su esposa, el guion también lo hace. La cinta la trata como un elemento secundario para hacer avanzar la trama, deshumanizando al personaje de Kirby en multitud de ocasiones. Sin embargo, a pesar de todo esto, puede ser la actuación más interesante de toda la película.

Crítica de ‘BEAU TIENE MIEDO’, un Phoenix impresionante

Una película de Ridley Scott, con lo que eso significa

Napoleón
Sony Pictures Spain

Como comentaba al principio, con las películas de Scott nunca se sabe, porque es capaz de traer secuencias de batalla emocionantes, conmovedoras y viscerales, a la vez que desaprovecha a actores de la talla de Phoenix. Una vez más, la artesanía de Scott está en exhibición completa aquí, con un diseño de vestuario, de escenarios, de sonido y una cinematografía excelentes, pero ésta está al servicio de un guion profundamente superficial, uno que llega a eventos importantes en la vida de Napoleón con muy poca pasión o propósito. La edición se siente entrecortada a veces y hay problemas de ritmo que hacen que la película se apresure o se alargue cuando no debe. Si sumamos esto a que Napoleón dura 2 horas y 37 minutos -Scott defiende que sacará una versión de 4 HORAS que logrará contar la historia correctamente-, su ritmo no acompaña con su duración. Napoleón funciona cuando las cosas van en auge de maneras innegablemente impresionantes, pero se pierde en todo lo demás. No es una mala película, pero es posiblemente la mayor decepción de este año.

Sinopsis

Los orígenes del líder militar francés y su rápido y despiadado ascenso a emperador. La historia se ve a través de la lente de la relación adictiva y volátil de Napoleón Bonaparte con su esposa y único amor verdadero, Josefina.
Javier Sánchez
Javier Sánchez
Estudiante de Ingeniería Infórmatica, amante del cine y las series.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas entradas

Entradas relacionadas

Los orígenes del líder militar francés y su rápido y despiadado ascenso a emperador. La historia se ve a través de la lente de la relación adictiva y volátil de Napoleón Bonaparte con su esposa y único amor verdadero, Josefina.Crítica de 'Napoleón' (2023): La visión de Ridley Scott

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies