El pasado día 25 de Diciembre -fum, fum, fum- llegaba a Netflix Matilda, de Roald Dahl: El Musical; Matthew Warchus adapta la conocida novela del maestro de la literatura infantil y lo hace en clave musical con la jovencísima Alisha Weir en el papel protagonista y Emma Thomson como la malvada señorita Trunchbull.

En 1996 se estrenaba la primera adaptación de una de las últimas novelas de Dahl; escrita en 1988 -apenas un par de años antes de su muerte-, contaba la historia de la joven Matilda, una inteligente niña con poderes telequinéticos que trataba de escapar de la tiránica y galopante ignorancia de sus padres a través de los libros; enamorada de la literatura de Dickens, entraba en una horrible institución educativa, donde iba a conocer a una horrible directora que odiaba los niños y una amable profesora que la iba a guiar en su paso a la madurez. Dirigida y coprotagonizada por Danny DeVito, con Rhea Perlman y Mara Wilson como la inolvidable Matilda.

26 años más tarde nos llega una nueva adaptación, en este caso adapta un musical ganador del Tony que hacía lo propio con la novela. Números musicales impecables se abren paso en una versión más iconoclasta, cínica y, por momentos, verdaderamente aterradora si nos ponemos en la mente de un niño de 10 años.

Dirige, como comentaba, Matthew Warchus; director con una gran película como Pride a sus espaldas; con guion de Dennis Kelly y música de Tim Minchin. Diferente, por momentos incluso radicalmente; donde en los 90 teníamos ligereza, aquí tenemos profundidad; algo que se percibe en cada decisión de puesta en escena y en términos estrictamente literarios; allí había complacencia y paternalismo, algo que no está presenta en la obra de Dahl. Hay oscuridad, dudas y emociones complicadas para un niño; por eso Matilda es un pequeño clásico, porque dialoga con él de tú a tú; y eso, en la versión de 2022 está más presente que nunca. Pone a los pequeños delante de algunos miedos que el cine contemporáneo no suele; comprende que Dahl hacía literatura adulta, para niños. Y eso es esta cinta, cine adulto, para niños.

CRÍTICA DE «THE WITCHER: EL ORIGEN DE LA SANGRE»

Reseña
Matilda
7,5
Artículo anterior5 cosas buenas de pelis malas: ‘Regresión’ (2015)
Artículo siguienteCrítica de ‘El último paciente’ (2022) [Filmin]: Un puzle psicológico
Samuel Limón
Soy un tipo optimista, aunque todo pueda salir mal, que lo hará, nunca pierdo el optimismo. Si tengo que decir las tres cosas que más me definen; primero y más importante, las hamburguesas me gustan sin pepinillo; segundo, los palillos redondos, nunca planos; y tercero, mi madre dice que soy el hijo perdido de Jack Burton... y que nací en Ciudad Esmeralda.
critica-matilda-2022Adaptación del musical premiado con el Tony y el Olivier. Matilda cuenta la historia de una niña extraordinaria que, armada con una mente aguda y una imaginación vívida, se atreve a tomar una posición para cambiar su historia con resultados milagrosos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.