Flux Gourmet es la película más reciente del controvertido director británico Peter Strickland y llega esta semana a Filmin en el contexto del Atlàntida Film Fest 2023.

Flux Gourmet nos presenta a tres personas que comienzan una residencia en un prestigioso instituto de catering sónico. Allí buscarán aprender dicho arte, que consiste en la realización de performance que mezclan la música electrónica experimental con la gastronomía utilizando los sonidos generados por la comida y los instrumentos de cocina para dar a los espectadores una experiencia única.

Flux Gourmet
Filmin

Especial Atlàntida Film Fest 2023

La premisa suena cuanto menos interesante y me recuerda a Crímenes del futuro, de nuestro adorado Cronenberg, por realizar performance artísticas con elementos que parecen estar alejados de lo estético y no tener relación con el arte. Sin embargo, y por desgracia, la obra de Strickland no se acerca a la historia de Cronenberg en cuanto a su guion y subtexto. Es una pena, pero Flux Gourmet se me ha hecho larga, el inicio mantuvo un buen ritmo debido a la tensión basada en el desconocimiento que logra la cinta y las primeras performance, el primer ensayo de actuación y el discurso de la primera cena me resultaron interesantes y lograron quisiera comprender lo que estaba viendo.

Flux Gourmet
Filmin

Especial Atlàntida Film Fest 2022

Pero, pese al intrigante inicio, en cuanto la cinta avanzó y su estructura se repitió mi interés fue desapareciendo. Cada una de las actuaciones resultaba más larga y añadía menos que las anteriores, haciendo de la historia en sí lo más irrelevante y olvidable de la película.

Una forma superior al fondo

Aún así, una historia desilusionante no empaña totalmente el film, que es capaz de destacar en otro aspectos. El vestuario ideado por Saffron Cullane destaca sobre el resto de aspectos y encaja a la perfección con a temática y el tono de la cinta. La edición y el montaje de sonido hacen un gran trabajo para que las actuaciones de los protagonistas brillen con resplandor propio y resulten hipnotizantes y desagradables (de forma premeditada) a partes iguales. Y las actuaciones son correctas, no te sacan de la película y logran resultar verosímiles.

Flux Gourmet
Filmin

Especial Atlàntida Film Fest 2020

Por otro lado, el continuo uso del humor, muchas veces tan simple como el uso de flatulencias (os vais a cansar de oír hablar de ellas en esta cinta) resulta eficaz para aliviar la tensión de la película. Sin embargo, todos estos puntos a favor no resultan suficientes para cubrir las deficiencias de la historia y el subtexto que la cinta quiere narrar.

Por lo tanto, si bien no es un film que recomendaría fácilmente, si eres un fan de Peter Strickland o si quieres enfrentarte a una película diferente y desafiante que se aleje del cine convencional que llena las salas, sí que creo que Flux Gourmet puede ser una opción interesante para ver.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.