La polémica familiar de Woody Allen en los primeros noventa se revitalizó en los últimos años hasta el punto que dudábamos de volver a ver algo suyo en la gran pantalla. Finalmente fue Francia quien acogió al director neoyorquino con un film rodado y ambientado en París: Golpe de suerte. Vuelve Woody Allen y viendo el film es como si, ciertamente, jamás se hubiera ido.

En esta nuestra casa, Cinéfilos Frustrados, servidor siempre se ha declarado fan el cine francés con todo arsenal de características reconocibles sea en formato comedia, drama o una mezcla de ambos. Bien pues también me declaro fan de Woody Allen. Y esta Golpe de suerte es una película escrita y dirigida por Woody Allen pero rodada y producida en Francia. Y aunque parezca obvio (el parezca tiene su explicación, entraremos en ello más tarde): es la mezcla perfecta de Allen y cine francés.

Golpe de suerte (01)

Cuentan de Golpe de suerte que es un poco como Match Point: la respuesta es afirmativa pero no podemos entrar en el porque es totalmente como aquel film de su etapa londinense porque incurriríamos en spoiler. Así que, aportando un resumen de la premisa, tenemos que Fanny y Jean son un matrimonio bien (bien de los que nadan en billetes) de París hasta que ella se encuentra por casualidad a Alain, un ex compañero suyo de su época de estudiante.

Golpe de suerte es, inequívocamente, un film puro de Woody Allen: desde sus inconfundibles títulos de crédito, el uso incesante de partituras jazz en la transición entre escenas, diálogos fluidos y en los que no sobra una sola palabra y algo más. Por supuesto: la trama, lo que importa, se desarrolla en un entorno urbano de vanguardia, de ensueño millonario, aludiendo a muchos tópicos (aunque sean plausibles) de la ciudad en cuestión (Nueva York, luego Londres, París, Barcelona, Roma…), pero es todo tan confortable que puedes concentrarte todavía más en esos diálogos y en lo que sucede.

Golpe de suerte (02)

Y, claro, a todo ello debemos añadir el factor francés. Y es que sus films londinenses rezumaban un Allen adaptado a la capital inglesa; y lo mismo con sus visitas a Barcelona y Roma; incluso su primer trabajo en París era, tal vez, el más Allen de todos los Allen que salieron de Nueva York. Pero aquí sucede que Allen se marca, con Golpe de suerte, un Allen y a la vez un film francés. Es todo muy francés. Y no hablo sólo de temas de producción, sino de estilo, de personajes… Y ahí está la clave: el film es 100% en francés, y con ello sus actores, y con ello se obtiene el factor humano y lo que hace de este film un híbrido de Allen y drama criminal francés.

Golpe de suerte (03)

¿Se resiente por ello Golpe de suerte? No. Es más: es casi una novedad en la filmografía de Allen siendo, sin duda, una película que se siente perfectamente parte del estilo del de Brooklyn. Es como si estuviéramos viendo un Allen paralelo nacido en París y no en Nueva York. Los personajes parecen adherirse, pese a su inequívoco aire galo, al estilo reconocible ya visto en la citada Match Point sin que exista aquí el factor estadounidense en forma de protagonista (Match Point, Medianoche en París). Un pero, menor, sería tal vez que el jazz pega más en Nueva York que en París pero con ello no se rompe dicha alquimia estilística.

En ello es esencial Lou de Laâge, la protagonista de Golpe de suerte, una suerte de condensación del personaje femenino habitual de Allen pasado por el filtro francés hasta el punto que ella, como el resto del reparto, parecen abducir el estilo del neoyorquino en favor de los efluvios galos. Cuestión que, en lo formal, se beneficia con la fotografía de Vittorio Storaro (amen de la belleza parisina) y, como no, ese movimiento de cámara que delata quien está dirigiendo esto. Woody, ¡sigue!

Reseña
Puntuación general
7
Artículo anteriorCrítica Sex Education Temporada 4 y Final de Serie
Artículo siguienteCrítica de The Morning Show, 3ª Temporada: SIN SPOILERS
critica-de-golpe-de-suerteFanny (Lou de Laâge) y Jean (Melvil Poupaud) parecen el matrimonio ideal: ambos tienen éxito en su trabajo, viven en un piso precioso en un exclusivo barrio de París y parecen estar tan enamorados como cuando se conocieron. Pero cuando Fanny se topa accidentalmente con Alain (Niels Schneider), un antiguo compañero de instituto, se vuelve loca de amor. No tardan en volver a verse y cada vez intiman más...

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.