Crítica de ‘Back to Black’ (2024): El negocio de los biopic musicales

Back to Black se estrena mañana viernes 31 de mayo en cines. Una cinta que atraerá principalmente a fanáticos de Amy Winehouse, pero que es principalmente una representación superficial e inexacta de su vida.

Back to Black es la nueva película biográfica sobre Amy Winehouse. Las películas biográficas musicales, un género que está repuntando en los últimos años y no precisamente por la calidad de su tratamiento hacia los artistas que explota, ocupan un lugar peculiar en el paisaje cinematográfico: suelen ser cursis y formulistas, pero, sin embargo, casi invariablemente recaudan grandes cantidades de dinero y obtienen varias nominaciones a premios, independientemente de que casi todas ellas sean un calco unas de otras. Es tan simple como analizarlas. Comienzan casi al final del viaje del artista, solo para retroceder al punto de partida. Se nos muestra su infancia y la tensa relación con su familia, lo que le provoca un trauma no resuelto. Sin embargo, tiene un talento especial y alguien de su familia, un punto de apoyo, actúa como su entrenador motivacional. De repente triunfa, pero se ve sorprendido por las presiones de la fama. Se enamora de un extraño, que no suele hacerle bien, y se aventura en el mundo de las drogas y el alcohol. Todo el mundo de su alrededor le dice que necesita ayuda, mientras que este no hace más que acumular excusas para rechazarla. Tras un examen de conciencia, vuelve a la cima interpretando una de sus canciones más icónicas, antes de continuar donde la historia empezó para culminar con la exposición de su prematura muerte. Resulta casi imposible adivinar de qué película biográfica estoy hablando, ya que podría ser perfectamente ‘Elvis‘, ‘Bohemian Rhapsody‘, ‘Respect‘, ‘I Wanna Dance with Somebody‘, ‘Bob Marley: One Love‘ o, de nuevo en este caso, Back to Black. Este nuevo biopic de Amy nos presenta un drama poco convincente, una adaptación desarticulada y sensacionalista de su vida, que se atreve a desestimar en gran medida el gran talento y la música de la artista, dejándolos prácticamente en un segundo plano para primar la exposición de los vicios que le llevaron a su prematuro fallecimiento.


Crítica de ‘El último late night’, terror en cartelera


Lo único destacable

Marisa Abela como Amy Winehouse en Back to Black
Universal Spain

Lo más laudable que sostiene Back to Black de alguna manera es la disfrutable actuación de Marisa Abela, que igualmente se siente tremendamente recortada y coreografiada, como si no se hubiera dejado una completa libertad expresiva a la actriz. A pesar de esto, Marisa consigue transformarse en Amy, no solo de manera física, sino que también se atreve a interpretar algunas de sus canciones. Aunque resulte imposible llegar a alcanzar el portento que significaba Winehouse para la música, el trabajo vocal de Marisa logra no desentonar del todo, dejándolo en aceptable para el desastre que de verdad podría haber sido. La actuación de Jack O’Connell, quien interpreta a Blake, se vuelve completamente plana y no aporta prácticamente nada a sus escenas, dejando todo el peso actoral en Marisa y en la historia, una que se vuelve repetitiva. En Back to Black existe un nivel bruto de romantización e infantilización que dilapida cualquier indicio de fuerza vital en la historia. Amy está representada como alguien sin ningún tipo de autocontrol, influenciable e infantil en sus decisiones. Un tratamiento sensacionalista que quiere hacernos entender por algún motivo que desconozco que su música es únicamente fruto de sus malas decisiones. Resalta su figura como patética y triste, en vez de resaltar lo que significó para la industria y la música en general. Si bien se destacan sus grandes éxitos, a menudo se utilizan como telón de fondo a modo de transición en la historia, pasando por alto detalles sobre cómo se hicieron -aparte de como consecuencia de una turbulenta vida amorosa, lo único que se recalca en la cinta-, o qué inspiró a la artista a escribirlas. Back to Black condensa la vida y la música de Amy Winehouse en un exceso de vicios y la incapacidad de superar la angustia. La despoja brutalmente de cualquier agencia o humanidad, postulándola como nada más que una tragedia con un álbum icónico. Si bien no hay forma de separar la biografía de Amy de su adicción, dejar de lado la personalidad y omitir los pilares de su legado en pos del morbo deja mucho que desear como homenaje a una artista de su calibre.


Crítica de ‘el especialista’, acción en cartelera


No es veraz

Marisa Abela como Amy Winehouse y Jack O'Connell como Blake en Back to Black
Universal Spain

Para aquellos que conozcan de antemano o quieran investigar posteriormente al visionado de Back to Black, es inequívoco pensar que esta película muestra una versión alterada de los hechos para blanquear a según que persona. La traslación de Blake se traduce por alguien más encantador, una víctima de la fama de Amy y de la tormenta irreprimible de su naturaleza fuera de control, mientras que es bien sabido que era alguien desagradable y manipulador, actitudes que no se muestran lo suficiente. Aunque, el que sale mejor parado es su padre Mitch. Eddie Marsan interpreta al anciano Winehouse como un bastión del orgullo paternal, un partidario impotente e ilusorio en las decisiones de Amy, que vela por el bien de su hija en todo momento. No obstante, una simple búsqueda de su biografía deja claro que Mitch Winehouse fue y es una figura controvertida, acusado de llevar a los fotógrafos al paradero de su hija y usar su muerte para avanzar en su propia carrera. Sin duda, queda claro que el poseedor de los derechos de su hija y el encargado de dar el visto bueno al guion ha sido precisamente él. Ninguno de estos hombres es totalmente culpable, pero omitir su habilitación y exacerbación de las vulnerabilidades de Amy es irresponsable para la dignidad de la historia. Amy es retratada como un desastre ingenuo y sin dirección en una historia donde su música no es la piedra angular en absoluto. Entonces, ¿por qué motivo hacer esta película sobre su vida?


crítica de ‘civil war’, la mejor opción que ver en cines


El negocio de los biopic

Marisa Abela como Amy Winehouse en Back to Black
Universal Spain

Back to Black es una imagen perturbada de una artista que revolucionó la música. Incluso en la cinta se destaca cuando Amy pronuncia las siguientes palabras: ‘Quiero ser recordada como cantante. Quiero ser recordado por mi voz.‘ Sin embargo, la película apenas la recuerda por más que sus momentos más oscuros. Resulta extraño, porque esa elección hace más inexorable la presencia del documental ganador del Oscar de 2015 ‘Amy, que abarca más material con una mayor profundidad y veracidad, compartiendo las mismas 2 horas de duración de Back to Black y convirtiéndolo en un visionado mucho más recomendable que esta cinta. De igual manera, tanto tú como yo sabemos que mientras que las canciones de Winehouse aumenten las reproducciones en Spotify, los productores estarán contentos y la película habrá alcanzado su meta, porque lamentablemente es lo que se busca con este tipo de cintas, ¿no?


Ficha Técnica ‘Back to Black’

Título original: Back to Black
Año: 2024
País: Reino Unido
Dirección: Sam Taylor-Johnson
Guion: Matt Greenhalgh
Reparto: Marisa Abela, Ryan O’Doherty, Jack O’Connell, Lesley Manville, Eddie Marsan, Sam Buchanan
Música: Nick Cave, Warren Ellis
Fotografía: Polly Morgan
Productora: Coproducción Reino Unido-Estados Unidos-Francia; Monumental Pictures, Studiocanal, Canal+, Cine+, Antenne 6
Género: Drama. Musical

Sinopsis

La vida personal y profesional de la cantante y compositora Amy Winehouse, que comenzó como cantante de jazz para convertirse en una superestrella mundial de la música ganadora de varios premios Grammy. Su vida se truncó en 2011, a los 27 años, debido al consumo y abuso de alcohol y drogas.
Javier Sánchez
Javier Sánchez
Estudiante de Ingeniería Infórmatica, amante del cine y las series.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas entradas

Entradas relacionadas

La vida personal y profesional de la cantante y compositora Amy Winehouse, que comenzó como cantante de jazz para convertirse en una superestrella mundial de la música ganadora de varios premios Grammy. Su vida se truncó en 2011, a los 27 años, debido al consumo y abuso de alcohol y drogas.Crítica de 'Back to Black' (2024): El negocio de los biopic musicales

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies